BEATA M. ADELA

Hemos estado mucho tiempo preparándonos para esta ocasión y la verdad es que ha pasado muy deprisa. Pero el grupo que pudimos ir desde Alboraya (miembros de la Comunidad educativa, padres y madrres de antiguos alumnos/as, alumnos actuales y almnos que otras generaciones anteriores, miembros de las Comunidades Laicas Marianistas, amigos/as,  hermanas de la Comunidad de Alboraya…) realmente disfrutamos de una impresionante EXPERIENCIA DE FE.

También para muchos de nosotros era la primera vez que vivíamos algo así: ir en bus hasta Agen. ¿Por qué en bus sabiendo que hoy en día hay medios para llegar antes? Porque también el viaje, la ida y la vuelta, formaron parte de esta experiencia. Fuimos en peregrinación. El peregrino/a va en búsqueda de un cambio interior, de una conversión. Realmente esta experiencia ha sido esto para muchos de nosotros:  un giro en la forma de ver y entender a nuestra fundadora.

Os dejamos el enlace para que en vuestros momentos libres podáis disfrutar del momento más enriquecedor que nos convocó en Agen: la celebración de la Beatificación de M. Adela. Podréis ver y oir mucha simbología, diferentes culturas y tradiciones nos muestran su manera de acercarse a Dios: desde la sencillez, el cuidado de lo esencial… ¡ADELÁNZATE! ¡Disfruta de este momento!

GRACIAS BEATA M. ADELA, GRACIAS COMUNIDAD EDUCATIVA POR OFRECERNOS ESTA EXPERIENCIA, GRACIAS COMUNIDAD DE HERMANAS POR SEGUIR RECORDÁNDONOS DESDE LA SENCILLEZ DE LO COTIDIANO QUE TODOS SOMOS NECESARIOS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.